La DGT intensifica controles de alcohol y drogas por las fiestas de San Juan

Madrid, 22 jun (EFE).- La Dirección General de Tráfico (DGT) intensificará este fin de semana los controles preventivos de alcohol y drogas con motivo de la festividad de San Juan y la proliferación de fiestas por toda la geografía.
Se trata de una campaña especial durante el día de mañana sábado y el domingo con el objetivo de reducir la accidentalidad ocasionada por aquellos conductores que circulan por las carreteras tras haber consumido alcohol o cualquier sustancia psicotrópica, informa la DGT.

Los controles se realizarán a cualquier hora del día y en todo tipo de carreteras, especialmente en las convencionales y en aquellas en las que el índice de siniestralidad es más elevado.

Además se pondrá especial énfasis en los colectivos “policonsumidores”, aquellos conductores que se ponen al volante y que consumen alcohol y drogas.
La DGT recuerda que en 2017 más de cien mil conductores dieron positivo en los controles de alcohol y otras drogas realizados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, y que doce de cada cien se pone al volante después de consumir alguna sustancia psicoactiva.
Asimismo advierte de que el alcohol y las drogas no solo están relacionados con una mayor accidentalidad sino que también suponen una mayor mortalidad y lesiones más severas.
Entre los objetivos propuestos por la DGT para este año en esta materia está mantener en cinco millones las pruebas de detección de alcohol y efectuar al menos cien mil test de detección de drogas.

La DGT recuerda que la encuesta de la Fundación Mapfre sobre conducción y drogas en 2016 concluye que la tolerancia al consumir y conducir es muy alta especialmente en jóvenes.
A pesar de considerar las drogas como un factor de riesgo dos de cada tres conductores jóvenes reconocen haber viajado con un conductor bebido y uno de cada tres con uno que había consumido porros.
Según los expertos se ha pasado de un consumo social a uno más compulsivo como lo demuestra el llamado “en atracón”, un comportamiento que ha crecido desde 2005 y que afecta hasta el 35 por ciento de los jóvenes de entre 20 y 30 años, un comportamiento que implica un incremento de conductas de riesgo y mayor probabilidad en el desarrollo de dependencia alcohólica.

La droga más consumida en España es el cannabis, sustancia que se percibe como la menos peligrosa para la conducción.
La DGT recuerda que el alcohol multiplica el riesgo de accidente por cinco por encima del límite legal y por más de cien cuando se sobrepasa el penal, 1,2 gramos de alcohol por litro de sangre, mientras que las drogas multiplican el riesgo entre dos y siete veces respecto de los conductores no consumidores.
Estima que la eliminación del consumo de alcohol y drogas contribuiría a reducir la siniestralidad vial mortal hasta un 50 por ciento. EFE

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *